Pirulines
17 octubre, 2017
“Mañana, Tarde y Noche”
17 octubre, 2017

En declaraciones a Clarín, el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández negó tener testaferros o empresas controladas por terceros, dijo que con la tarjeta de crédito de la Confederación Argentina de Hockey (CAH) “no recuerdo haber gastado un centavo, a lo sumo algún pasaje aéreo y gastos de hotel para acompañar a las selecciones” y afirmó que los informes de la UIF en su contra “son una locura y parte de la campaña”.

El ex candidato a gobernador aseguró que el informe de la UIF “está en una causa que no tiene entidad. Se abrió por un anónimo y yo recusé al juez federal de Quilmes, Luis Armella y la cámara de apelaciones me dio la razón pero la cámara de Casación la reabrió y quedó en un juzgado de Lomas de Zamora”.

“Yo no tengo ninguna sociedad y decir que mis familiares, que son personas políticamente expuestas por mi rol son testaferroses un absurdo, es un verso”, agregó.

Cuando se le comentó que el informe habla de gastos de consumo por 14 millones de pesos y de pago en cuotas por casi 5 de su tarjeta corporativa de la CAH entre el 2013 y el 2017, contestó que “yo no la usé. A lo sumo pagué algún gastos de hotel y aéreos para seguir a la selección. Ni loco puedo gastar esa suma. Habría que ver si el secretario de la CAH puede saber de qué se trata. Cuando fui presidente ordené que hasta los gastos en chicleshabía que hacerlos por cheques o transferencias bancarias como medida de transparencia”. Los gastos de las selecciones los abonada el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENAR), precisó. Recordó que los balances de su gestión al frente de la CAH se aprobaron sin críticas.

En cuanto a la empresa Carlos Morel S.A. dijo que “fue constituida para que mi agrupación política normalizara la tenencia de un inmueble pero nunca funcionó”.

Respecto de la firma Transgen, dijo que fue constituida para vender una semilla transgénita que habían desarrollado los hijos de un amigo. “La semilla fue aprobada por el INTA pero el negocio nunca funcionó. Repartió unos pesos y no funciona más”.

“No tengo ninguna empresa y relacionarme con otras que pueden integrar familiares o ex familiares mayores de edad, es de mala fe”, finalizó Aníbal Fernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *