Incidentes frente al escenario de la CGT
22 agosto, 2017
Pirulines
22 agosto, 2017

El frío dato estadístico se dice rápido y no demuestra la real dimensión del problema. Cada tres horas una nena argentina se convierte en madre. Sin embargo, detrás de este enunciado se esconde un verdadero drama. Dos casos acaban de sacudir a la provincia de Mendoza y pusieron en relieve una situación muchas veces acallada. Dos niñas, una de diez y otra de once años llegaron a distintos centros de salud con avanzados embarazos.

Según la poca información que las autoridades a cargo de las investigaciones han dado a conocer, ambas niñas resultaron embarazadas como fruto de sendas violaciones supuestamente por parte de familiares cercanos. En los dos casos, también la gestación no fue percibida por su entorno sino cuando ya estaban a punto de dar a luz. Esto, además, hizo imposible que se les pudiera aplicar el aborto no punible que se permite en estos casos por ley.

Pero detrás de los episodios que sacuden a la provincia cuyana se esconde una triste realidad. Las dos niñas mendocinas sólo vienen a engrosar una estadística que preocupa. Según datos de UNICEF, cada tres horas nace en nuestro país un bebé de una niña de entre 10 y 14 años. Esto significa que el 3,6 por mil de las mujeres que dan a luz son menores. De hecho, según el último censo nacional, el 1,7% de las chicas de 14 años es madre.

Fuente: Perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *