“Velez a fondo”
26 agosto, 2017
Pirulines
27 agosto, 2017

Hugo Moyano estalló.

—Macri nos están cagando —confió, huérfano de diplomacia.

Al camionero no lo desvela la inflación ni los despidos. Su furia está concentrada en la decisión del presidente de pincharle un millonario negocio postal.

El sindicalista es el amo y señor de OCA y varias reparticiones estatales ya decidieron dar de baja el servicio que presta su empresa en favor del Correo Argentino.

La realidad de Moyano es compleja desde donde se la mire: desconfía del presidente y dePatricio Farcuh, el extravagante prestanombre que en los papeles figura como dueño de la firma.

Farcuh es la cabeza del grupo Rhuo (Recursos Humanos Organizados) y a quien el sindicalista responsabiliza de la crisis financiera de OCA. A principio de año Moyano, lo echó por la fuerza de la sede central de la firma, en Once, y asumió el pago de los salarios de sus 7000 trabajadores. No fue un ataque de altruismo sino un acto en defensa propia.

Gendarmería custodia la sede de OCA luego del desalojo de una toma por parte de empleados (Foto archivo: Nicolás Stulberg)

Gendarmería custodia la sede de OCA luego del desalojo de una toma por parte de empleados (Foto archivo: Nicolás Stulberg)

La mayor empresa de correo privado está en concurso de acreedores. Tiene una deuda de alrededor de 1400 millones de pesos y podrían solicitar su quiebra. La AFIP ya se lo hizo saber a Macri y también al vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, a quien el camionero le patalea y le desconfía.

El presidente divisa en OCA un escenario ideal para restablecer su arenga contra la “mafia sindical” y acorralar a Moyano. El vínculo entre ambos se deterioró ostensiblemente tras la convocatoria a la marcha de la CGT del martes pasado y la amenaza de un paro general.

Macri está envalentonado y acaso el éxito electoral en las PASO lo haya convencido de su avanzada sobre los gremios. A la remoción de dos funcionarios de buenos vínculos con el movimiento obrero le sigue ahora el golpe a Moyano, emblema de un sindicalismo-empresario que el propio camionero combatía en los años ’90.

El plan del gobierno es desembarcar en OCA durante la semana entrante. A la cabeza del contingente estaría Gustavo Papini, un contador que supo acompañar a Quintana en el fondo Pegasus.

Fracuh ya especulaba en abril con la intención del gobierno de arrebatarle OCA. “¿Quién quiere quedarse con la empresa? Yo podría decirte que podría ser desde Franco Macri por intereses con el correo público, Mario Quintana, que fue dueño del Grupo Exxel asociado con Pegasus cuando compraron OCA, o Héctor Colella, ex dueño de OCA”, analizó durante un reportaje en Radio con Vos.

Fuente:Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *