Bonafini, Maldonado y aquella “Carta a Néstor, mi hijo”
1 septiembre, 2017
En la rama, desde el nido, fuerzas de mi fuerzoteca a quien las necesite
1 septiembre, 2017

La Auditoría General de la Nación realizó un informe reservado sobre el estado contable de Lotería Nacional. El resultado arrojó que existen evidencias de “operaciones inusuales” y sospechas concretas de lavado de activos

Por: Juan Cruz Sanz
La resolución es tajante. La Auditoría General de la Nación (AGN) determinó que existen sospechas concretas de que Lotería Nacional S.E pudo haber incurrido en operaciones fraudulentas y lavado de activos. Las alertas surgieron de la auditoría que se realizó sobre el estado contable del ejercicio finalizado el 31 de diciembre de 2014 y que, en mayo de este año, tomo el carácter de reservado producto de las alertas e inconsistencias que surgieron de lo evaluado.

El 31 de mayo pasado, la AGN le remitió vía carta formal a Unidad de Información Financiera (UIF) una copia de la documentación revisada y le solicitó que se dispongan las investigaciones correspondientes para determinar en qué consistieron las operaciones financieras realizadas por Lotería.

La AGN le informó a la UIF que el trabajo realizado “consistió básicamente en la ejecución de procedimientos de auditoría que se consideraron necesarios de acuerdo con las circunstancias, mediante la realización de pruebas en forma selectiva”. La misiva, aprobada por el colegio de auditores, sostiene que “de la aplicación de dichos procedimientos se evidencian operaciones inusuales sobre las que, efectuada la valoración especial de las circunstancias que las caracterizan, no surgieron justificaciones que permitan descartarlas de la consideración de sospechosas de lavado de activos, por lo que corresponde su comunicación a la Unidad de Información Financiera”. Además se aclara que “en razón de la confidencialidad que requieren los trámites relacionados con la investigación de operaciones sospechosas de lavado de activos provenientes de actividades ilícitas, corresponde asignar el carácter de reservado a la misma”.

Infobae accedió a la documentación que certifica lo actuado por la AGN y a los detalles del trabajo de campo realizado sobre el balance 2014 de Lotería, que finalizó el 17 de noviembre de 2016. Además de la aparición de operaciones sospechosas con fondos públicos y manejos irregulares, el trabajo de la AGN puso a Lotería casi a un nivel amateur y artesanal en términos de control y gestión. Tal es así que, según lo revisado, Lotería Nacional ni siquiera está en condiciones de controlar los premios que pagan las distintas agencias: “No se realiza control sobre los premios pagados en las agencias (tickets premiados y validadores emitidos por el sistema de juegos). En consecuencia no se tiene certeza de que los pagos de premios en las agencias se hubieran realizado de acuerdo a lo previsto. Después del sorteo se acredita a la agencia el monto de los premios vendidos en ella y no se verifica, ni siquiera en forma aleatoria, los que efectivamente se pagaron y los que no”.

 

Fuente: Opi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *