Pirulines
8 septiembre, 2017
De Vido y Baratta, más cerca de quedar detenidos por Río Turbio
8 septiembre, 2017

“El Fantasma”, “Chicho” y Emanuel habían esquivado con éxito la lupa policial durante el último mes. Desde que en el marco de la causa La Salada detuvieron a su jefe, Enrique “Quique” Antequera, y a otros soldados de la barra brava de Boca que trabajaban para él, a principios de agosto pasado, los muchachos se guardaron en una vivienda de Parque Chacabuco. Creyeron que estaban resguardados. Pero no. El clima no escampó. Y durante la madrugada del jueves un equipo de policías de la Ciudad los atrapó cuando salían del departamento.

Hernán Edgardo Ávalos, conocido como “El Fantasma”, tenía pedido de captura hace un mes. El fiscal Sebastián Scalera y el juez Gabriel Vitale lo investigan por su participación en la asociación ilícita que, según se lo acusa, comandaba Antequera en su feria Urkupiña, en el predio La Salada. “El Fantasma” era la mano derecha del jefe y de Enrique Aravena, segundo en la línea de mando y otro referente de la barra de Boca.

Avalos, que tenía pedido de captura internacional, estaba escondido de la Justicia junto a los hermanos Roberto Ezequiel “Chicho” Barraza y Emanuel Barraza, también integrantes de “La 12” y soldados de la fuerza de choque que tenía Antequera (preso desde el 10 de agosto pasado) en su feria. Los tres están acusados de los delitos de “asociación ilícita, amenazas y coacciones agravadas”.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *