“Mañana, tarde y noche”
8 septiembre, 2017
La explicación a las luces en el cielo durante el terremoto de México
8 septiembre, 2017

BUENOS AIRES, ARGENTINA - JANUARY 22: President of Argentina, Cristina Fernandez de Kirchner talks during a ceremony after 42 day of silence, where she announced a public subsidy programme to help youth finish their studies at the Government House on January 22, 2014 in Buenos Aires, Argentina. (Photo by Charly Diaz Azcue/LatinContent/Getty Images)

En veinte días Cristina Kirchner verá a su ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, enfrentando su primer juicio oral por sus responsabilidades en la Tragedia de Once, y siete días después su ex vicepresidente Amado Boudoutambién estará en el banquillo de los acusados por una de las causas más sensibles: la compra de la Calcográfica Ciccone. Aunque en plena campaña electoral, estas fotografías la tocarán colateralmente, la ex Presidenta tiene su propio escenario judicial que suma llamados a indagatorias y futuros procesamientos.

Después de las elecciones generales del 22 de octubre y antes de jurar como senadora por la provincia de Buenos Aires, Cristina Kirchner deberá pasar por los Tribunales de Comodoro Py. El 9 de noviembre está citada a indagatoria en la causa Hotesur SA. La investigación es por lavado de dinero a través de sus hoteles y con la participación de Lázaro Báez junto a su conglomerado empresarial.

La maniobra investigada supera los 27 millones de pesos que sólo, garantizó el empresario K a los Kirchner por el manejo de los hoteles y el alquiler de habitaciones por intermedio de sus empresas. El movimiento de fondos a favor de la ex familiar presidencial ocurría mientras Báez se convertía en el “principal adjudicatarios de la obra pública”.

En la Sala I hay dos causas importantes que podrían resolverse en las próximas semanas, sobre todo una de ellas. Se trata del procesamiento que tiene la ex Mandataria junto a -una vez más-, Lázaro Báez, también al ex ministro De Vido, José López, por asociación ilícita y defraudación por administración fraudulenta.

Se trata de la causa que lleva el juez Julián Ercolini que investiga las irregularidades cometidas para favorecer al Grupo Austral con la adjudicación de obras viales: 52 contratos por 46.000 millones de pesos.

Este procesamiento donde además se trabaron embargos por10.000 millones de pesos, podría resolverse en breve habilitando el camino para solicitar su elevación a juicio oral.

En similar situación se encuentra la causa Los Sauces SA, donde Cristina, sus hijos Máximo y Florencia Kirchner se encuentranprocesados por asociación ilícita y lavado de dinero, junto a los empresarios K, Báez y Cristóbal López. La decisión la tomó el juez Claudio Bonadio.

De confirmarse este procesamiento donde se ordenó la prohibición para salir del país y un embargo para el ex jefa de Estado de 130 millones de pesos, Cristina Kirchner sumaría otro problema: las causas por corrupción se encaminarían para ser elevadas de forma conjunto y llegar a un “mega juicio”. En el caso de asociación ilícita la pena mayor es de diez años, mientras que el delito de lavado de activos es de tres a diez años de prisión.

La causa más avanzada contra la ex Presidenta es la conocida como “Dólar Futuro”. Se encuentra procesadaporadministración fraudulenta y perjuicio a la administración pública por $ 56 mil millones. El embargo que se le trabó fue de $ 15 millones. Esta investigación en manos de Bonadio, ya fue elevada a juicio oral y sólo resta fijar su fecha de inicio.

Tal como contó Clarín en su edición de hoy, en el listado de indagatorias Cristina sumó el pedido del fiscal Gerardo Pollicitaen la causa por encubrimiento en el atentado de la sede la AMIA. Es la denuncia que realizó el fallecido fiscal Alberto Nisman. También será el juez Claudio Bonadio quien decida cuándo citarla a declarar.

 

Fuente: Clarìn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *