El mejor lunes posible
11 septiembre, 2017
Consejo de la Magistratura: un festival de sueldos y varias obras bajo sospecha
11 septiembre, 2017

La empresa autopartista más grande de Córdoba cerró sus puertas, se dio a quiebra y envió telegramas de despido a sus 243 empleados con fecha del 31 de octubre. Se les debe la segunda quincena de agosto y la indemnización. Los trabajadores están desesperados, todos los días se manifiestan en las arterias principales de la capital. Entre ellos hay treinta vecinos de la ciudad de Alta Gracia que quedaron en la calle.

Adrián “Lalo” Heredia tiene 46 años y fue despedido de Plascar, al igual que sus compañeros. Tiene una antigüedad de nueve años y algunos de sus colegas más de veinticinco años, ya que la empresa fue cambiando de nombre y de dueños, pero se conservaron los empleados. El no ve la posibilidad de obtener otro trabajo o desempeñarse en otra área. “Estamos esperando cobrar y hay posibilidades de que otras personas se hagan cargo de la planta ya que es la única que tiene cierta tecnología muy importante” afirmó entusiasmado. Sin embargo, este nuevo propietario, tomaría entre 80 y 100 trabajadores solamente y todos deberían empezar de cero, perdiendo la antigüedad y sus beneficios. También relató que la firma proveyó durante años a las automotrices Renault y Fiat pero nunca se invirtió.

 

Fuente: Redacciòn Alta Gracia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *