Pirulines
19 septiembre, 2017
Abrazos sanadores de mi abrazoteca a cuenta de mayor cantidad .
19 septiembre, 2017

l 90.4 por ciento de las tortillas que se consumen en el país contienen secuencias de maíz transgénico, así como 82 por ciento de las tostadas, harinas, cereales y botanas de este grano, revela un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En México, en donde cada habitante consume en promedio medio kilogramo diario de ese grano, se ha encontrado el herbicida glifosato, “probable cancerígeno para el humano”, señala el estudio encabezado por Elena Álvarez-Buylla Roces, del Instituto de Ecología (IE) y del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) de esta casa de estudios.

En un artículo publicado en la revista Agroecology and Sustainable Food Systems, Álvarez-Buylla y sus colegas hallaron en el alimento básico de la dieta nacional una presencia alarmante de transgenes, es decir, de genes que provienen de maíz transgénico, de plantas que han sido transformadas en laboratorios de Estados Unidos, principalmente.

Estos maíces han sido modificados básicamente para resistir plagas y para tolerar el herbicida glifosato, que ha sido recientemente clasificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “probable cancerígeno para los seres humanos”.

En un comunicado, la UNAM indicó que los científicos muestrearon prácticamente todos los alimentos hechos preponderantemente con maíz, que se encuentran en el supermercado y las tortillas de tortillería.

Los compararon con las tortillas aparentemente más artesanales, que son de maíz nativo y hechas por personas ligadas al campo, estas últimas fueron positivas para transgenes con una frecuencia mucho menor, y no presentaron glifosato.

 

Fuente: Excelsior

arturo-DMG
Arturo Cavallo

Diseño de paginas web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *