Pirulines de Arturo Cavallo, 28-12-15.

E-mail Imprimir

En esta gran escenografía que es lo que queda de la Argentina, en esta porción de tierra con los cuatro climas, las cárceles de máxima seguridad son también un decorado por el que transitan los presos.


 

Un testigo clave y memorioso, que jamás dejó de hablar

Martín Lanatta está condenado a cadena perpetua por ser considerado uno de los autores del triple crimen de General Rodríguez. Aquel drama, que profundiza desde ayer su irresolución, mezcla el negocio ultracapitalista y asesino del narcotráfico con la política local, el modo con el que se financió la campaña presidencial Cristina Kirchner 2007, y sus contactos con el submundo de profesionales de la violencia. Lanatta no fue ajeno a todo esto: al contrario. Nunca antes un protagonista de esa trama había contado con tantos detalles –incluso autroincriminatorios–, cómo puede funcionar ese negocio mortal y multimillonario.

Las declaraciones de Lanatta ante la Justicia, en las que ratificó lo que contó frente al periodista Jorge Lanata, comprometen como ningunas otras a la situación procesal de quién él aseguró que fue su jefe en el negocio del narco y las armas: Aníbal Domingo Fernández, a quien señaló como autor intelectual del Triple Crimen.

El Lanatta con dos “T” confesó en canal 13 cuál había sido su verdadero vínculo con Fernández, al que llamó “La Morsa”, un apodo que otros testigos de la causa efedrina ya habían vinculado en un juicio oral con el portador del bigote más pintoresco de la política, ahora encanecido.

“El negocio del tráfico de efedrina se lo termina quedando Aníbal con la gente de inteligencia”, dijo en ese reportaje Lanatta, y agregó: “Lo voy a presentar a la justicia, voy a aportar el nombre”.

La reacción de Fernández fue negar todo, pero sin contra-argumentar con pruebas concretas a aquellas acusaciones.

Lanatta declaró después varias veces frente a la jueza del “caso efedrina”, Servini. La magistrada había procesado por tráfico ilegal de efedrina a ex funcionarios derelevancia del Gabinete de los Kirchner: Lanatta continuó aportando datos a ese expediente sobre cómo vendió y “movió” armas y efedrina de modo ilegal para “La Morsa”.

Servini ya había procesado por este caso a ex allegados de las familias Kirchner y de De Vido: loshermanos Zacarías. Uno de ellos, Rubén, fue secretario privado de la ex Presidenta, Cristina. Declaró Lanatta: “Tenían un vínculo muy estrecho con la Casa Rosada. La gente de Aníbal no podía ni acercase al SEDRONAR”.

El hasta ayer preso Lanatta debía declarar de nuevo.

http://www.clarin.com/politica/testigo_clave-triple_crimen-Martin_Lanatta-memorioso_0_1493850606.html


“Parece de película”

Por qué ante hechos insólitos como la fuga de tres presos de una cárcel de máxima seguridad no cambiamos las frases hechas y los lugares comunes y comenzamos a utilizar la expresión “Parece la Argentina”.

 

La Plata: un cambio que no llega

El gatopardo, que implica cambiar algo para que nada cambie, parece haberse instalado en la Municipalidad de La Plata. Cierto es que el flamante intendente Julio Garro se encontró con una comuna en llamas, fuertemente endeudada y en una situación cercana a la anarquía, producto de una convulsionada transición política. El problema es que, en algunas áreas, el fuego intenta ser apagado con nafta.  Por ejemplo, según pudo saber Hoy, los responsables de varias cooperativas que actuaban como cajas políticas del kirchnerismo local ya habrían arreglado con la nueva gestión comunal.

Distintas fuentes consultadas por nuestro diario dijeron que a numerosos beneficiarios que aparecen en los registros cobrando 3500 pesos, los punteros políticos que trabajaban para el bruerismo, y que ahora ofrecen sus servicios a Cambiemos, les estarían exigiendo una comisión de 2000 pesos en mano para no ser borrados del plan. Peor aún, días atrás,  también habrían pasado por ventanilla numerosas personas que jamás prestaron servicio alguno. Conclusión: los vecinos están pagando las consecuencias de este sistema corrupto. Las cooperativas de limpieza prácticamente no funcionan y hay barrios enteros de la ciudad donde, desde hace semanas, no se recolectan los residuos habituales y no habituales.

Otra muestra de gatopardismo es lo que está sucediendo en el Mercado Regional, una de las áreas más oscuras de la administración comunal. Allí distintas bandas de tinte mafioso cobran una exorbitante tarifa por la carga y descarga de mercadería, que equivale al doble de lo que se paga en otros mercados del país. Consecuencia de ello los precios de las frutas y de las verduras, en nuestra región, son más caros que en Capital Federal y que en diferentes localidades del Conurbano. Las abultadas tarifas permiten, a su vez, que el mercado platense sea una importante caja política que recaudaría $1.000.000 por día de ganancia neta en negro.

Durante la transición, se registraron una serie de piquetes en el mercado, organizados por bandas que operan en ese organismo descentralizado del municipio. Para hacer frente a esa situación la nueva conducción comunal diseñó un esquema tendiente a correr a algunos de los grupos que venían actuando, permitiendo que ingresen otros sectores, manteniendo así la estructura recaudatoria ilegal.

http://diariohoy.net/politica/la-plata-un-cambio-que-no-llega-62299

 

La corrupción mata, y mientras tanto inunda

Los suicidas votan a sus verdugos. Copian el discurso del amo, lo imitan y se someten a él. Tienen el Síndrome de Estocolmo y de la Mujer Golpeada. En Entre Ríos, votaron al Frente para la Victoria desde el 2003 hasta el presente. De esa provincia se decía que era todo lo que rodeaba los metros cuadrados pertenecientes al senador nacional por Entre Ríos Augusto Alasino, más allá de los rumores que lo ligaban sentimentalmente a Cristina Fernández de Kirchner.

 

¿Dónde queda Santa Pus?

Es la provincia que rodea los metros cuadrados pertenecientes a la familia Kirchner, a Lázaro Báez y a otros integrantes de la revolución Nac&Pop.


Stephanie Gibaud, la mujer que sabía demasiado

La divulgación de información reservada que desvele irregularidades o delitos, se ha convertido en un deber ético y moral a partir del Caso Falciani, aquel que dio a conocer la enorme evasión fiscal de miles de personalidades públicas y otras personas acaudaladas que tenían depositados su dinero negro en la filial del banco suizo HSBC.

Es ahora Stephanie Gibaud, exDirectora de Comunicación de la sede francesa de la Union de Bancos Suizos (UBS), quien tomó el relevó a Falciani y se convirtió, casi sin quererlo, en una “whistleblower”. Ese término se traduce literalmente del inglés como “sopladora de silbatos”, pero una forma más precisa sería “alertadora” o "activadora de alertas". Se trata de una figura sin regulación legal en la Argentina, donde un caso como el de Stephanie quedaría sin protección alguna, lo que podría costarle el puesto de trabajo y hasta la vida a cualquiera que se atreviera a revelar irregularidades de igual magnitud.

Entre las revelaciones de Gibaud y Falciani, se calcula que más de 100.000 millones de dólares están en juego. Se trataría de dinero negro sin tributar, parte del cual podría recuperarse y volver a las arcas públicas tras realizar las intimaciones o los procedimientos judiciales que resulten pertinentes. De esos 100.000 millones, aproximadamente más de 7.000 podrían haber sido defraudados desde Argentina, razón por la cual una comisión bicameral de la AFIP visitó en junio de este año Francia y Suiza, entrevistándose con Gibaud y Falciani.

Perfil.com entrevista en exclusiva a Gibaud, la francesa que desveló las prácticas ilícitas que se cometían dentro del banco UBS sede francesa y que ha puesto en evidencia el secretismo con el que se maneja el sistema bancario francés.

Entrevista: http://www.perfil.com/internacional/Stephanie-Gibaud-la-mujer-que-sabia-demasiado-20151226-0067.html


Besitos multicolores a estrenar de mi besoteca, a cuenta de mayor cantidad.

 

Publicitar con Nosotros

Si Desea Publicitar en nuestros programas contáctese con nosotros desde nuestro sitio. 
 - Envienos un correo electrónico: publicidad@arturocavallo.com.ar 
-Comuniquese a :
(011) 4682-4371
15 - 6707 - 8605