¿Qué esperamos?

E-mail Imprimir

Cuando en el Club Atlético Vélez Sarsfield se instaló el  Menemato hace 14 años, en la figura de Raúl Héctor Gámez, más conocido como “pistola”, fuimos pocos los que anticipamos este presente.

Me siento cómodo en mi habitual posición de contradiscurso con argumentos, si el estallido del sistema capitalista en 2008, con muchas publicaciones teóricas que tratan el asunto, muy lejos de la ciencia y cada vez más distantes de la realidad, con los economistas del establishment, muchos de ellos en consultoras carísimas en sus honorarios para vender humo, el mundo no puede saber en 2010 porque se produjo el colapso y hacia dónde vamos en la economía mundial, leer “La gran crisis financiera”,  libro de Johon Bellamy Foster y Fred Magdoff que reúne trabajos elaborados en los 3 años previos al estallido es una buena aventura que recomiendo.

 

 

El Menemato Velezano, se contradice todo el tiempo y esa es la fascinación que le produce al votante. Berlusconi, el Premier italiano, es mujeriego, con sospechas de corrupción contradictorio en sus manifestaciones públicas y en sus ejecuciones, fue elegido 3 veces para su cargo actual, 60 años después de Benito Mussolini, reinando a Italia. Los sociólogos que estudian el comportamiento del italiano medio, establecieron que se sienten identificados con Berlusconi,

Menem después de asumir, en un reportaje concedido a la revista Gente, manifestó que no dijo en campaña lo que iba a hacer porque sino no lo votaba nadie. Cuando vendió todo, cuando regaló las empresas nacionales, con 600 pueblos desaparecidos con la ficción del uno a uno, fue reelegido y tuvo más votos que Kirchner.

 

El Gamizmo en Vélez tiene la misma matriz  de conducción. Bebió años de prestigio acompañados por títulos internacionales, con casi 60.000 socios  conocido como el modelo de club Amalfitani , por José Amalfitani,  dilapidaron el club social y deportivo sin fines de lucro para convertirlo en un club futbolístico. En 14 años únicamente 3 títulos de cabotaje con disminución sensible en la cantidad de socios. Esto muchos no lo esperaban, éramos pocos los que sí.

 

El club Liverpool en el que juegan los argentinos Javier Mascherano/Emiliano Inzúa/Maxi Rodriguez, en el fútbol inglés,  desde hace 3 años, es  un club muy endeudado y sumergido en una de las mayores crisis de la historia, está buscando comprador, no se sabe si terminará en manos de empresarios de Siria, de Kuwait de los Estados Hundidos o China.

¿Vamos en ese camino?

 

El escritor Chesterton, escribió el periodismo consiste en contar que Lord Jones ha muerto, a personas que no sabían que Lord Jones estaba vivo. Es lo que contamos. Como sistema capitalista no es sostenible, en principio, porque está haciendo pedazos el medio ambiente, estamos en una etapa en que la gente, como escribió Oscar Wilde, sabe el precio de todo pero no conoce el valor de nada. Aspirar a que esta conducción esgrima la autocrítica, convoque a la oposición para debatir los próximos 100 años de Vélez, cuando estamos festejando los primeros, es como reclamarle al capitalismo que respete límites ecológicos, la persistencia de la injusticia también es domesticar al ciudadano anónimo, y por ende al velezano. Hay sociedades que se encaminan hacia la catástrofe, Raj Patel, autor de “$0, cuando nada vale nada”, compara el ánimo reinante con “La ceguera de Antón”, un extraño síndrome que se caracteriza por hacer que, pese a haber perdido la vista, los pacientes insistan en que pueden ver. Mas o menos como ese director de cine que encarnaba Woody Allen en “Hollywood Ending” 2002, pero sin comedia. “Como metáfora la ceguera de Antón es útil para ver porque es tan difícil comprender la economía actual. Vivimos atrapados en una cultura que insiste en que la forma más adecuada de ver el universo es a través de un mercado salvaje, declarando que, mediante el ejercicio ilimitado de la oferta y la demanda, podemos hacer del mundo un lugar mejor. Esto no es solo delirante, sino que distorsiona la mirada que tenemos sobre el resto del planeta”.

 

En el imaginario futbolístico, tantos años de solidez institucional, unido a los triunfos internacionales, les sirvió como colchón al gamizmo. Después de los “tiritos” que hubo el fin de semana pasado en el club, entre hinchas, muchos de los periodistas e hinchas de otras camisetas se sorprendieron del hecho. Es como si esperamos de Sarkozy, el presidente de Francia, que no haga requisas étnicas, persiga a los inmigrantes, con la mano dura que tanto sueña Macri para su macrilandia. Si los franceses votaron a un Hitler, con inclinaciones farandulezcas  para mejorar su imagen popular, 60 años después en que ese país fue colaboracionista del nazismo.

 

 Si en Vélez se votó a un violento con los distintos Cámporas que rotan en el gobierno, pero no en el poder. ¿Qué se pretende? El sábado pasado en “Perfil”,  en un reportaje a Miele, en las próximas elecciones en el club San Lorenzo, frente a la duda de ser aceptado, planteó, Edi (su candidato) al gobierno, Miele al poder. Vélez Sársfield hace 14 años que lo padece.

 

Ese colchón todavía le sirve a Gámez para ser consultado como un referente.

 

Obama con su mujer, en campaña para la presidencia de los Estados Hundidos, uno de sus ejes de campaña, era criticar a la comida chatarra y basura, al ganar cumplió con el compromiso de modificar la ley de salud. Recordemos que hace apenas un par de años que se declaró la pandemia de la obesidad. En julio de 2010, en una hamburguesería de Washington se sentó a la mesa en mangas de camisa y corbata con el presidente de Rusia y cada uno con su intérprete, y la imagen que recorrió el mundo, los mostró sonrientes, distendidos, pero con comida chatarra y basura y bebidas colas en su mesa. Como imagen se logró lo buscado por tantos asesores, pero también está en esa misma imagen la flagrante contradicción de su mensaje público.

 

Terminamos naturalizando  los mensajes contradictorios, a veces asimilando a ambos.

 

Naturalizamos 20 millones de dólares de mala inversión, generando solamente 200 abonos a  platea. Naturalizamos la desaparición de 120 millones de pesos de la venta. Mauro Zárate, convertidos en un déficit mensual operativo de 2.200.000 pesos. Naturalizamos no cumplir con lo anunciado en obras y en poner en condiciones mínimas y básicas al estadio José Amalfitani. Naturalizamos el incumplimiento. Naturalizamos la violencia, la misma que se genera desde el poder, en contra de los que pensamos distinto. No nos responden con argumentos, sino con violencia de todo orden. El mensaje es que sin ellos en el poder no se puede gobernar.

 

Claro si se contradice el poder de los imperios, del país, que podemos esperar de un país en chiquito como es el club Vélez Sarsfield. Bienvenidos al mundo de Gamezlandia, pasen y vean. Lástima que Emanuel Pradines de 16 años  que se formó en un jardín de infantes estatal en Villa Martelli, Pcia. de Bs. As., donde aprendió a jugar al ajedrez a los 4 años, fue a quien el campeón mundial de ajedrez, Anatoli Karpov, le pidió tablas (empate), en 25 partidas simultáneas, no salió de Vélez Sársfield, porque estamos preocupados nada más que por los números futbolísticos y por el déficit mensual operativo que generan.

 

Vesitos Velezanos

Arturo Cavallo

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla o C.C. 30 sucursal Mataderos 1440 CABA

 

(Artìculo publicado en la revista "La V de Vélez", Nº 57, 21 de agosto de 2010)

 

Publicitar con Nosotros

Si Desea Publicitar en nuestros programas contáctese con nosotros desde nuestro sitio. 
 - Envienos un correo electrónico: publicidad@arturocavallo.com.ar 
-Comuniquese a :
(011) 4682-4371
15 - 6707 - 8605

Acceso